El cepo al dólar no impide comprar departamentos de pozo

Todos sabemos lo difícil que está todo y mucho más para comprar una propiedad, sobre todo con el cepo al dólar y la dificultad que encontrar propiedades en pesos argentinos trae. De acuerdo al colegio de Martilleros de Capital Federal, se registró en casi toda la Ciudad de Buenos Aires – precisamente en el 73 %- una disminución de los valores de las propiedades inmuebles. Algo similar ocurrió en Rosario y en la ciudad de Córdoba aunque en un porcentaje menor.

Gracias a la devaluación, se produjo una disminución y un estancamiento en lo que a precios se refiere tanto en las viviendas ya construidas como así también en los departamentos de pozo. El valor promedio del metro cuadrado en la Ciudad de Buenos Aires ronda aproximadamente en los 2.555 USD aunque los precios pueden variar desde los 1.200 USD en Villa Lugano hasta los 5.767 USD en Puerto Madero.

¿Por qué es conveniente comprar un departamento desde el pozo?

De acuerdo a datos recientes, un departamento de tamaño promedio, -es decir de unos 50 m2- ronda los 134 mil dólares mientras que uno que mide 70 m2 puede alcanzar un valor promedio de 187 mil dólares. Estos precios suelen ser aplicados a unidades terminadas de departamentos usados. Por fortuna, dichos costos no aplican a los departamentos de pozo los cuales son mucho más económicos con la ventaja de poder pagarlos en cuotas en pesos argentinos y también evitar el gasto de la inmobiliaria el cual insume entre un 1% y un 3% del valor de la vivienda.

Los barrios en los cuales es posible encontrar departamentos a un valor más bajo que en años anteriores son La Boca, Núñez y también Tribunales, pues el valor de las unidades terminadas y/o usadas bajó en más del 4%.

Como explicamos antes, no es fácil conseguir dólares debido al cepo implementado por el Estado Nacional. Muchos dirán “pero mejor seguimos alquilando”. Sin embargo, como es bien sabido, el costo de los alquileres se ha incrementado en más de un 30% en lo que va del año. Sin lugar a dudas, pensar en lo que va a costar el alquiler el año próximo, además del dinero que hay que desembolsar si necesitás firmar un nuevo contrato o si simplemente no te lo renuevan y tenés que buscar un lugar nuevo para vivir con todo lo que ello implica. Todo eso es abrumador, además de ser plata que va a algo que no es tuyo. 

Recordá que con cada nuevo alquiler vas a necesitar encontrar alguna persona que te salga de garantía, abonar el valor de 1 o 2 meses de la renta como parte del depósito y pagar el primer mes por adelantado. Por lo tanto, una buena idea, si querés ser propietario de tu propia casa y dejar de gastar plata en un alquiler, es comprar un departamento desde el pozo.

¿Querés más razones por las que es una buena idea invertir en un departamento de pozo?

La mayor parte de la gente que desea comprar una propiedad, lo que intenta hacer es sacar un crédito hipotecario UVA. Sin embargo, el valor de la cuota de estos créditos se incrementó más allá de lo razonable debido a la inflación y al alza en el precio del dólar lo cual dificulta muchísimo su pago. Como las casas y departamentos que se adquieren mediante los créditos hipotecarios UVA son tasadas en dólares, se hace muy complicado obtener la cantidad necesaria de dinero como para poder comprar una vivienda. Si bien el valor de los departamentos ha bajado en un pequeño porcentaje, como dijimos más arriba, la diferencia del valor en pesos argentinos es notable. Por ejemplo, en 2017 el dólar tuvo un valor promedio entre los 17 y los 18 pesos argentinos lo cual significaba que un departamento valuado en 100.000 dólares valía alrededor de 1.700.000 pesos. Hoy en día, la misma propiedad cuyo valor en moneda extranjera es similar, tiene un valor de más de 6 millones de pesos. Esto, con los departamento de pozo no sucede, pues su valor está pensado en pesos argentinos por lo que se mantiene un poco al margen de los vaivenes de la economía.

En conclusión, si bien los precios de las propiedades disminuyeron en un porcentaje significativo, esto no quiere decir que sea más fácil comprar una casa o departamento usados, pues su valor sigue expresándose en dólares. La opción, si tenés pesos ahorrados es adquirir un departamento de pozo. Participar de un fideicomiso de este tipo te permitirá acceder a tu propio departamento y abonarlo en cuotas en pesos.

Tené en cuenta que, para comenzar a abonar las mensualidades, antes tenés que dar un adelanto de entre el 25 y el 30 % del valor de la vivienda y el resto en mensualidades. Se calcula que las viviendas de este tipo se terminan de pagar cuando la obra está finalizada por lo que en menos de 5 años es probable que te conviertas en un nuevo propietario. Sin embargo, los tiempos de pago pueden ser conversados con el constructor porque si bien muchos ofrecen plazos de hasta 5 años para el pago de las mensualidades, en otros casos esto se puede extender a 10 o 20 años.

Pero no solo podemos mencionar la ventaja que trae el poder pagar un departamento moderno en cuotas en pesos. También se produce un importante ahorro porque por lo general, este tipo de obras cuestan un 20% menos que los departamentos usados. Inclusive, vas a ahorrar el pago de la inmobiliaria que insume un gasto extra de entre un 1 y un 3% del valor de la vivienda lo cual incrementa bastante el desembolso de dinero que hay que realizar.

Comprar un departamento desde el pozo puede transformarse en la mejor manera de convertirte en dueño, de una vez por todas, de tu propia casa.