Prestá atención para no cometer estos errores al comprar tu primer departamento de pozo

Comprar el primer departamento de pozo puede ser una experiencia estresante que te puede llegar a sacar de tus casillas debido a que no todos tienen idea sobre lo que hay que hacer, dónde hay que ir y cuáles son los pasos a seguir, sobre todo si no tenés nada de experiencia en el rubro inmobiliario y/o carecés de contactos que te informen qué está bien y qué está mal en lo que se refiere a una compra de un calibre tan grande.

A continuación, te vamos a contar cuáles son los errores que podés cometer al comprar un departamento de pozo para que así no pases por ellos y que tu compra, en lugar de ser el sueño cumplido, se transforme en una auténtica pesadilla.

Olvidaste calcular la cantidad de dinero que vas a poder gastar por mes

Como seguro sabés, los departamentos de pozo se pagan en cuotas todos los meses. Por eso mismo es importante que antes de aventurarte a cerrar trato con el constructor, revises tus finanzas. Quizá la misma empresa constructora cuente con edificios en otros barrios que son menos costosos. Recordá que el pago es mensual durante el tiempo que el contrato lo estipule antes de afirmar que el departamento es tuyo definitivamente. Por eso, un buen consejo que te damos desde aquí es que revises tus finanzas y tus posibilidades monetarias antes de hacer el primer pago.

No distinguir si vas a hacer una inversión inmobiliaria o si va a ser para tu uso personal

Si, puede ser que suene un tanto extraña esta advertencia, pero muchas personas confunden el hecho de comprar un departamento de pozo para vivir con una inversión inmobiliaria. La diferencia es simple: si vas a habitar allí, no es una inversión inmobiliaria sino algo que va a ser para vos en un futuro. Si en cambio, pensás venderlo ni bien puedas y sacarle algún rédito monetario, en ese caso hablamos de una inversión inmobiliaria.

No comparás precios ni planes de financiamiento

¡Nunca te quedes con la primera propiedad que visites! Antes recorré y busca el mejor precio. Averiguá en el banco cuáles son las diferentes opciones de crédito y compará. Lo ideal es hacer la comparación entre 5 o más propiedades para evitar arrepentirte luego.

Olvidar revisar el historial crediticio

Si pensás pedir un préstamo para realizar la compra de un departamento de pozo, tenés que saber que cualquier financiera o banco van a revisar tu historial crediticio para saber si les conviene darte el dinero o no. Es probable que, si tuviste algún problema o tenés deudas impagas desde hace mucho tiempo, el préstamo te sea negado o te quieran cobrar tasas de interés mucho más elevadas que las normales.

Subestimar los gastos que vas a tener luego

No solo tenés que pensar en las cuotas, sino también en otros gastos que se van a acumular tales como los impuestos, las expensas y los gastos de escrituración entre otras cosas. Lo único en lo que no vas a tener que pensar es en el gasto que supone la inmobiliaria ya que vas a tratar directamente con el dueño del departamento de pozo que vas a adquirir. Antes de arriesgarte, hacé un balance de tus gastos y averiguá donde podés pagar menos impuestos o en qué barrio las expensas y los gastos municipales y/o provinciales no son tan costosos.

Te vas a quedar sin un peso

Obviamente que lo que menos pensamos es en cuánta plata nos va a quedar, ¡porque comprar el primer departamento de pozo es algo muy importante! Ser dueños y dejar de pagar un alquiler es, aunque no lo creas, el sueño de más de uno. Sin embargo, a veces no estamos conformes con algo y deseamos cambiarlo  (el color de las paredes o algún mueble que ya esté pre instalado) así que es necesario prever los gastos extras antes de arriesgarnos a comprar un departamento de pozo.Estos cambios pueden ser un dolor de cabeza para aquellas personas que tienen el dinero justo. Por lo tanto, existen dos soluciones: ahorrar un poco más de dinero o dejar los cambios interiores “para después”.

Creer que los departamentos suben su valor todo el tiempo

Quizá quieras comprar un departamento de pozo con la idea de venderlo dentro de unos años pensando que, probablemente, vaya a incrementar su valor. Los vaivenes del mercado pueden hacer que el valor de una propiedad se mantenga igual durante años sin que aumente o disminuya o, en el peor de los casos, puede bajar su valor si es que el barrio donde se encuentra emplazado está en un sitio en el que hay villas de emergencia en pleno crecimiento o algún basural. Si pretendés comprar un departamento de pozo, prestá mucha atención al lugar donde se encuentra y consultá con gente de la zona por sobre cómo creció el barrio de un tiempo a esta parte.

Comprar un departamento muy chico (o muy grande)

Sin lugar a dudas, el espacio es muy importante. De nada te va a servir que compres un departamento de un ambiente si en él van a vivir 4 o 5 personas, ¡no tiene sentido! Es algo incómodo y toda la familia va a extrañar la privacidad que antes tenían. Lo mismo aplica para aquellas personas que tienen una familia pequeña y buscan departamentos enormes (¿te imaginás vivir en un departamento de 4 habitaciones solo 3 personas?, ¡es una locura!) por eso, lo importante es prestar atención a la cantidad de metros cuadrados que vas a comprar que sean acordes al número de personas que vivirán allí en un futuro.

 Tené en cuenta estos errores para no volver a cometerlos en un futuro, desde aquí te garantizamos que, si los tenés presentes, la aventura de comprar tu próximo departamento de pozo será maravillosa.